Equilibrado de su rotor

Para que un rotor funcione sin problemas y de forma segura a su velocidad de funcionamiento, la carga que transporta debe estar equilibrada. Un rotor se puede equilibrar de manera adecuada siguiendo algunas reglas simples:

  1. Un rotor nunca debe funcionar si faltan cubos, aunque los cubos opuestos puedan quedar vacíos.
  2. Todas las cargas opuestas se deben equilibrar dentro de un cierto peso como se especifica en el manual de instrucciones del fabricante de la centrífuga.
  3. Si se procesan cubos opuestos con una carga parcial de tubos en sus adaptadores, estos tubos deben estar dispuestos simétricamente, tanto con respecto al eje pivotante de cada cubo como a través del centro de rotación. Con algunas cargas parciales, podría ser difícil o imposible lograr la simetría correcta en ambos conjuntos de cubos opuestos. La solución más simple es llenar uno o más tubos del mismo tamaño con agua, o un líquido más denso si fuese necesario, y utilizarlos para equilibrar simétricamente la carga.

Simetría del rotor correcta

La mayoría de las centrífugas están equipadas con un detector de desequilibrio que apaga la centrífuga antes de que cualquier rotación excéntrica debida a un desequilibrio de la carga pueda dañar el eje de transmisión o los rodamientos. Sin embargo, la distribución inadecuada de los tubos en los soportes o adaptadores puede causar separaciones deficientes, incluso si el desequilibrio no fuese lo suficientemente grave como para activar este detector. En estas situaciones, los cubos no pivotarán a la posición horizontal requerida durante la ejecución, dando lugar a separaciones de densidad deficientes o a la remezcla del material sedimentado durante la desaceleración. Además, la posibilidad de rotura de los tubos durante la ejecución aumenta enormemente cuando los cubos no están horizontales a la velocidad de funcionamiento.

Podría notar que la centrífuga vibra cuando el rotor está acelerando o desacelerando a bajas velocidades. Esto es normal, y ocurre cuando el rotor pasa a través del denominado intervalo de velocidad crítica donde cualquier pequeña vibración se amplifica temporalmente. Sus separaciones no se alterarán durante la desaceleración, ya que la fuerza centrífuga es aún lo suficientemente alta cómo para estabilizarlas. Sin embargo, no debe seleccionar una velocidad de funcionamiento dentro del intervalo donde se produzcan estas vibraciones exageradas. Su manual de instrucciones le indicará las velocidades que debe evitar.

Simetría correcta al equilibrar una carga parcial: vista superior de un rotor horizontal

Ejemplo de carga equilibrada:

 

Asumiendo que todos los tubos se hayan llenado con una cantidad igual de líquido, la carga de este rotor estará equilibrada. Los conjuntos de cubos opuestos A-C y B-D están cargados con un número igual de tubos y están equilibrados a través del centro de rotación. Cada cubo también está equilibrado con respecto a su eje pivotante.

Ejemplo de carga desequilibrada:

 

Aún con todos los tubos llenos por igual, este rotor está mal cargado. Ninguna carga de los cubos está equilibrada con respecto a sus ejes pivotantes. A la velocidad de funcionamiento, los cubos A y C no alcanzarán la posición horizontal. Los cubos B y D pivotarán más allá de la horizontal. También hay que tener en cuenta que la disposición de los tubos en los cubos opuestos B y D no es simétrica a través del centro de rotación.